jueves, 10 de noviembre de 2016

Año de la Misericordia

No les voy a mentir, no soy de ir a misa cada domingo, he perdido muchas de las buenas costumbres que tenía de niña, pero en la del fin de semana pasado el párroco dijo algo que no sabía: está a punto de terminar el año de la misericordia.
Si ud, como yo hasta antes del domingo, no está enterado de lo que es, le dejo esta imagen que describe bastante bien lo de las obras de misericordia:


¿Cómo no le hacen tanta publicidad a esto como a otras cosas? Yo siempre he dicho que un producto/evento tiene una campaña exitosa cuando yo me entero, porque no soy de ver TV ni leer mucho periódicos ni muy mediática, entonces si llegó hasta mí es que se rebuscaron por cubrir todo.
Pero de esto no sabía y el año termina el 13 de noviembre en muchos lugares del mundo. Al parecer, en nuestro país se extenderá hasta el 21 de noviembre, así que aun se está a tiempo de enterarse y hacer algo.
Busque, si le interesa remendar un poco sus penas espirituales, lo relativo a las puertas Santas y el año de la Misericordia...dele, aun hay chance.

lunes, 7 de noviembre de 2016

#ElSalvadorSuenaTremendo : Magneto y Mercurio 2016

Hace ratito se los venía advirtiendo. Allá por febrero de 2010 no sé qué me dio recordarlos y publiqué Magnetizando. A inicios de este año, en marzo, me di cuenta que habían vuelto, unidos a Mercurio, en concierto y les traje a cuenta Los 90's en 2016.

Fueron meses y meses – marzo, abril, mayo, junio, julio, agosto, mitad de septiembre – o sea, una eternidad, esperando que los de Two Shows se dignaran en confirmar si los traían o no. Pendiente de que abrieran la venta de boletos, casi me desmayo cuando vi un mupi con el anuncio y lo escuché en la radio: eso significaba que ya estaba abierta la venta on line...y yo en la calle, sin acceso a una computadora, mñe.
Al dia siguiente pude acceder al sitio web y comprar la entrada.

Y luego, meses y meses – bueno, solo octubre va – de esperar para que el 04 de noviembre fuera el concierto.

Llegué temprano para el show, tarde para el parqueo, por poquito y no encuentro.
Y luego, sentarse a esperar que iniciara. ¿Quién abriría el concierto del lado nacional? Era una bonita ilusión pensar que fuera un grupo noventero igual, pero no, alguien creyó bonito combinar bandas adolescentes con un DJ...mñe again.

Para colmo, el pobre hombre pasó la mitad de su presentación quejándose a señas por el sonido, que él no podía escucharse en los bafles, como les decía mi papá, laterales en el escenario ni en sus audífonos. Desde ahí la cosa pintaba mal.

Se retiró luego de su presentación y pidieron paciencia mientras retiraban la consola.

Mientras tanto, éstos seguían en lo mismo que la última hora: no le hallaban al cable A la conexión en el agujero B o a saber, pero tenían actitud de no saber, realmente.

Yo tranquila, desde mi asiento justo en el medio del medio tenía una vista fabulosa sentada, hasta que llegó él

¿Cómo carambas en un evento con un 90% de asistentes mujeres me viene a tocar un hombre altísimo adelante? Mñe once and again.

Pero bueno, ahí nos acomodamos en la emoción del momento y pude ver regularmente bien.

Como ya me había repasado los videos del Auditorio Nacional de México, ya sabía que Suena Tremendo era la primera, bien formales ellos

Se cambiaron de ropa varias veces y se mezclaron de manera que a veces había un Magneto cantando con los Mercurios o al revés.








Los más jovenzuelos, aunque Poncho tiene 39 y Héctor 37, aun recordaban sus coreografías...bueno, pasaron un video que decía que tuvieron que ensayar mucho, pero les quedó muy bien =)





Lo malo: el sonido y lo técnico. Por ratos los micrófonos se quedaban mudos, el sonido de los instrumentos se iba y se quedaban a pura batería (que sonaba aun sin el micrófono pues) y de pronto pum, volvía. Elías se hostigó tanto de que no le funcionara el apuntador y el micrófono que al retirarse del escenario aventó el micrófono al suelo. Todos andaban los cables visibles y a algunos se les caían a cada rato y se tenían que parar a que se los arreglaran. Eso no es culpa de ellos realmente, sino del staff o de la producción o como se llame.

Lo bueno: nuimportó el impasse del sonido, total el público cantó (amos) a todo pulmón y ni se notó la ausencia.

No sé si tengo una laguna mental, pero siento que Para Siempre no la cantaron completa. 
Y quedaron debiendo cómo decirle que la quiero…o quizá se fue en el medley y por eso me hizo falta más.

Pero bueno, saldé la deuda, al fin los vi y en combo.

miércoles, 26 de octubre de 2016

#NiUnaMenos y deje de ser machista

En el marco de #NiUnaMenos he leído tantos casos sobre mujeres que ha muerto a manos de hombres "simplemente porque sí", que da miedo. Es decir, más miedo.
Miedo hemos tenido siempre y desde siempre, desde que nacemos niñas, crecemos jovencitas y nos desenvolvemos como mujeres, siempre hemos y seguiremos teniendo miedo de...los hombres.
"No desconfío de la gente, sino del tiempo" decía mi bisabuela. El problema que el tiempo, este tiempo que nos tocó vivir ,es ingrato para ser mujer. 
¿Y qué hacemos? odio ese meme de FB que dice que tenemos que dejar de criar princesitas y machitos...es decir ¿por qué las niñas no pueden ser princesas y ser libres? ¿por qué si eligen ser fashion, lindas, cursis y todo eso que promueven las princesas Disney tienen que ser, por fuerza, débiles y por ende víctimas seguras? No se vale. 
Con los hombres, sí, se puede hacer algo y lo que aparece en esta nota de El País suena bastante cuerdo: 

Guía básica para dejar de ser machista


Léalo, le puede servir.

lunes, 17 de octubre de 2016

Pinalito

Hoy es el dia contra la pobreza, o algo así...no leí muy bien la definición.

Suscrita a las publicaciones del periódico digital El Faro, me llega un resumen cada vez que publican notas nuevas.

Hoy amanecí con esta, que todo salvadoreño nacido del 92 para acá debería leer, para saber, para conocer, para entender por qué carambas tuvimos 12 años de guerra, y por qué no se parece en nada a la situación actual. 

El Pinalito me es conocido, está en las conversaciones de mi infancia.
Texistepeque también.

Me invade el miedo, de pensar que alguien pudo haber estado ahí, pero no estoy segura de las fechas.





Y, a pesar de todo, su gente renace y no pierde eso que los mantuvo vivos: el ser organizados.

La historia, como método para no repetir errores.

viernes, 14 de octubre de 2016

Soñé

Estaba en la puerta de mi casa, que no era mi casa de verdad, pero en el sueño lo era.
El vestíbulo más bien. Un pasillo, una puerta a mi derecha, paredes altas enchapadas en piedra color café-amarillo, una luz a la izquierda que intuía un espacio amplio e iluminado, la sala.
Un timbre.
Tres personas más a mi alrededor.
No abro yo, abre él.
Ella, a mi izquierda, solo está parada, vestida de blanco, me mira, pero su presencia es más parecida a un ángel sin alas que a una sensación humana.
Al otro lado de la puerta abierta, un mensajero, de empresa de paquetería, uniformado en gris-celeste, bajito, cabello negro, con la entrega y un papel con lapicero en la otra mano...firme aquí.
Son para mí, pero no firmo yo.
Él revisa, no dice nada, firma. Se va.
Al otro lado de la puerta, un pasillo como el exterior de un hotel de esos antiguos, con patio central, la pared a la izquierda enchapada en la misma piedra, a la derecha columnas cuadradas y gruesas de ladrillo de barro, entre las columnas muchas plantas verdes de follaje y un pretil de ladrillo de no más de un metro. Se alejan. Se la lleva. También vestida de blanco y sandalias, evoca frescura.
La entrega queda como flotando en el aire, es mía, pero no la puedo agarrar.
Es un ramo de rosas, rosadas con la orilla rojo intenso. El arreglo es extraño, los tallos son cortos y se unen al final en un punto minúsculo, mientras se extienden tupidos hacia arriba como formando un cono. Son muchas, varias docenas quizá, no son botones, pero no están totalmente abiertas.
Tienen una tarjeta, enorme, gigante, hecha con papel de regalo. El lado estampado tiene osos rosados y corazones fucsia, en un fondo rosa pálido. El lado blanco tiene un mensaje, escrito con lapicero azul, letras grandes, con una caligrafía parecida a la de mi madre. No puedo leer que dice.
Despierto
¿Quién me mandó a dejar rosas?
¿Por qué ellas están vestidas de blanco?
¿Por qué no las puedo agarrar?
¿Por qué él no dice quién las manda?
¿A dónde van?

martes, 11 de octubre de 2016

Por ser niña

Hoy es 11 de octubre, día de la niña.

Al principio me opuse a esta distinción entre niños y niñas, sin embargo, al ser yo misma víctima de abuso de poder por el hecho de ser mujer, quizá sí haya tomado conciencia de la importancia en hacer énfasis en un día para las niñas. Aunque parezca absurdo, todavía a estas alturas de la historia de la humanidad se cree que los varones nacen con todos los derechos y que las mujeres - desde niñas - deben luchar para conseguir lo mismo.

A propósito de los niños, futuro de la humanidad, dejo este párrafo del Instituto de Derechos Humanos de la UCA IDHUCA:

"Y sí, hay que insistir. La organización de la salud y la educación, la transmisión intergeneracional de culturas machistas, corruptas y mágicas, son máquinas de matar. Como lo es el sistema económico vigente, con los salarios mínimos de vergüenza incluidos. Las máquinas de matar no se cambian de un plumazo. Necesitan tiempo, para irlas convirtiendo en maquinaria que funcione a favor de la vida. Es necesario tener políticas básicas que reflejen acuerdos nacionales, tomar decisiones y mantenerlas, dar el tiempo necesario para asegurar que la vida florece y se perpetúa a través de la calidad de las instituciones. Algo se ha avanzado en el siglo XX a favor de la vida. Pero la institucionalidad social es todavía tan elitista, tan reservada a una cuarta parte de la población, que se la debe considerar todavía como máquina de matar. Mientras no caigamos en la cuenta de ello seguiremos poniendo parches en una maquinaria obsoleta. Sólo la conciencia genera cambios. Y los políticos, que deberían generar conciencia de la realidad, de momento están más preocupados por conservar o conseguir el poder e insultarse mutuamente para ganar provecho. Así, y más en tiempo de crisis, perdemos tiempo. Y nos volvemos cómplices de la máquina de matar."

lunes, 10 de octubre de 2016

Cómo hacer que 790 millones de personas pierdan su tiempo mirando TV

Anoche fue el segundo debate presidencial en USA.

Uno cree que su pequeño país es el colmo de la indecencia política y que es el único lugar del mundo en el que dos personas de partidos opuestos no son capaces de sentarse a dialogara como la gente...pero quizá no sea el único.

En el primer mundo también pasa.

Aquí está la transcripción completa del debate de ayer y, en términos generales, fue una pena ajena. 
Dejando de lado el hecho de que no respondieron las preguntas del público, que dicho sea de paso fueron elegidos entre los votantes indecisos, ninguno de los dos dijo nada de provecho.

Pero quizá lo peor entre todo, es que el Mr use en contra de ella cosas que su esposo hizo en el pasado, porque, volviendo a lo que he comentado en otros post ¿por qué rayos una mujer tiene que cargar con los errores del marido? ¿ah?

Pero mire, ya en serio, que el hombre piense que el carbón es la solución al tema energético, cuando hay tantos litigios abiertos contra la minería sucia en USA, tanta gente muriendo de enfermedades pulmonares y otros tipos de complicaciones derivadas de la industria del carbón, nos deja que el que sea un desgraciado en temas de género venga a ser el menor de sus males.

Como dicen los gringos, God bless América...y conste, que sí, en América, vamos todos.

miércoles, 28 de septiembre de 2016

No Trump

Ya fue el primer debate presidencial en USA y, al parecer, según las estadísticas lo ganó Hillary Clinton.

Por el bien del mundo mundial, esta mujer debería ganar las elecciones en USA...debe, tiene que, pero existe el riesgo de que no lo haga, por la gente que podría, inexplicablemente, votar por Donald Trump.

¿Quiénes podrían hacerlo? pues lo que en nuestro medio conocemos como votantes de "hueso duro", es decir, gente que antes muerto que votar por otro partido, aunque el candidato no le guste.

¿Qué nos importa? pues realmente en términos políticos debería importarnos mucho lo que pase en USA, porque como dicen, allá estornudan y aquí cae pulmonía.

Claro que no todo es amargura, hay que hallarle el lado amable


Pero, más que por los resultados electorales, seguir lo que está pasando con Hillary, la-primer-mujer-en-la-historia que podría ser Presidente del país más poderoso del mundo, es un tema de género.

Les dejo el link de un artículo escrito por un hombre, sí, género masculino, sobre por qué realmente y después de quitar cualquier excusa supérflua, la gente realmente desvaloriza y odia a Hillary por una sola y estúpida razón: es mujer.

A lo largo del artículo, el editor da claros ejemplos de acciones que ella y otras personas hombres han realizado, pero que solo se le han cuestionado a ella.


Y lo que es peor, prefieren odiarla a ella cuando su oponente, hombre, es visiblemente incompetente, mñe

Ser mujer no es fácil, nunca ha sido fácil. Pero ya es tiempo que las nuevas, y las viejas, generaciones entiendan que la capacidad intelectual no está ligada al género, por lo que cualquiera que sea su género, hombre, mujer, transgénero, lo que sea, no incide en la realización de sus labores profesionales, ni en su raciocinio, ni en nada que sea importante comparativamente como para descartar a una persona para un cargo, trabajo, tarea, lo que sea.

Y si lo ve como un hecho aislado que pasa en un país lejano, debería mirar a su alrededor, aquí mismo, en nuestra propia "incipiente democracia" hay incontables ejemplos en los que una mujer sufre abuso de poder de parte de un hombre y "no hay nada que se pueda hacer" porque el hombre está respaldado por otro montón de hombres y la mujer "actúa así porque es emocional".

Inserte su silbido favorito, este tema apesta, y lo hace porque está podrido, y muestra el lado más repugnante de la humanidad. El odiar solo por odiar,


miércoles, 7 de septiembre de 2016

Las mujeres siempre nos llevamos la peor parte...hasta de lo que los hombres hacen

Pasaba por aquí para decir que suscribo, casi en su totalidad y con algunas variantes, esta entrada de Catalina Ruiz Navarro.
En un blog amigo la citaron también, con un plus de tropicalización y desde otra perspectiva profesional. Valga decir que una de las blogueras es Filósofa y la otra Psicóloga, pero ambas tienen algo que a la sociedad parece no gustarle mucho: son lindas y son muy inteligentes. Eso como que no cuadra porque, como dice la publicación original, desde niña te encasillan en dos combos "inteligente y fea", "bonita y tonta".
Quizá yo le agregaría algunas variantes, porque al inteligente también le agregan antisocial y a la bonita "el alma de la fiesta".
Lo de que te hacen creer que si no usás tacones, minifalda y maquillaje no te van a ver atractiva es totalmente cierto, es decir, no es cierto que una no sea atractiva, es cierto que es lo que la sociedad y principalmente los hombres te quieren hacer creer.
Una de las principales desventajas de ser mujer es que, mientras los hombres van por la vida barrigones, llenos de acné, con el cabello desaliñado o mal vestidos y además contentos, sin fijarse ni atacarse entre ellos, a las mujeres nos toca doble: nos observan y juzgan los hombres y también las otras mujeres.
Es típico, generalmente la primera en decirle zorra a una mujer es otra mujer. 
De las cosas que peor caen en las situaciones mediáticas y que involucran malos accionares de un hombre, es que en el juzgamiento público que la gente hace de él se pasen llevando a la esposa-novia-pareja, llámele como le llame. Un ejemplo clarito de eso lo tuvimos esta semana, pues mientras se acaban al ex presidente por pedir asilo en otro país, aprovechan para comentar sobre la nueva pareja - que por cierto, gentes, si el hombre ya se separó, la nueva ya no es amante, para que dejen de una vez de llamarla así - y también sobre la ex esposa. ¿Qué rayos tienen ellas que salir bailando en las decisiones políticas de él? El hombre tuitea, postea en FB, se agarra con medio mundo en las redes sociales y la gente, periodistas de carrera incluidos, se han dado a la tarea de juzgar a la ex esposa "por no haberlo dejado antes". ¿what?
Nadie, NADIE, tiene la solvencia moral de juzgar el accionar de una mujer en una situación de pareja si no es parte del problema, es decir, si no vive en la misma casa y no se da cuenta cómo funcionan las cosas. Pero igual, ¿y qué le importa al pueblo salvadoreño si la señora no quiso hacer un show mediático de su vida y simplemente apareció un día y dijo "ya no somos pareja"? ¿sabe ud desde cuando ya no eran nada? ¿por qué se dedican a sacarle cuentas de la edad del hijo más pequeño al hombre y le echan la culpa a la ex esposa de no haberlo dejado? Salú lulú.

A mi me molesta, sí. Y así como los demás se sienten con el derecho de criticar a la doña pues también yo me voy a sentir con el derecho de indignarme por sus críticas. Lo peor es que esos comentarios vienen de gente que se la pica de correcta, de pensantes, de que no le hacen daño a nadie a propósito, sin darse cuenta que ese tipo de comentarios también hacen daño.

lunes, 8 de agosto de 2016

De hombres, mujeres y pensamientos desordenados

"Decía Charlotte Whitton que, sin importar lo que una mujer haga, debe hacerlo el doble de bien que su contraparte hombre, para recibir la mitad del crédito"

Esta frase me la encontré citada en el blog de Catalina Ruiz Navarro y estaba inmersa en el contexto de Hillary Clinton & Donald Trump.

Me la voy a retomar porque me aplica perfectamente en la actualidad. Estoy coordinando un proyecto en el que, de pronto, miré a mi alrededor y me di cuenta de algo: soy la única mujer. Hay involucrados aproximadamente 35 profesionales, to-dos-hom-bres. Y sí, cuesta. Un respetable profesional de larga trayectoria y bien vividos 76 años me acusó de ser muy "femenina" para llevar el Proyecto por el hecho de que me molesté porque uno de los involucrados me saltaba en los correos que llevaban información, que a fin de cuentas yo tenía que procesar. Es decir, se la enviaba a otro del grupo, hombre, claro, y yo me venía a enterar cuando este último respondía y me ponía copia. Entonces se me acusó de que por ser mujer me molestaba que me ocultaran información ¿?. Lo bueno es que con la confianza y apertura ganada por los años de trabajar con él pues le pude decir con mucha serenidad que era él un machista y que agradeciera que tenía a una mujer a cargo, porque las mujeres resolvemos, no andamos buscando culpables.
La prueba más verídica de lo que le dije fue días después, cuando había algo urgente que entregar y, en un recinto laboral donde la mayoría son hombres, resultó que las únicas que nos habíamos quedado trabajando sin que nadie nos lo pidiera, nomás por terminar el trabajo a tiempo, éramos las 3 mujeres.
Esta cosa en la que estoy es altamente estresante, pero lo es más porque la contraparte, es decir, el representante del Propietario, no tiene el mismo pensamiento estructurado que tengo yo, entonces me transmite su estrés, su ajolote, su desorden...al grado que un dia quería que estuviera al teléfono dictándole cómo corregir un documento, como si yo fuese su secretaria!!!. 
Si vos estás leyendo, que ya has sido mi contraparte en este tipo de trabajos, sabrás que te extraño. Es mucho menos complicado llevar un proyecto grande entre dos personas ordenadas, que escriben, que se programan, que no les gusta reunirse sin un objetivo claro, en resumen, que no tienen tiempo para perder. Y eso no tiene que ver con ser hombre o ser mujer. Pero, algo me dice que al señor contraparte, en su sitio de trabajo, capaz y le pagan el doble que a mí y yo le estoy haciendo parte del trabajo, o al menos le estoy ordenando el camino...de gratis.
Mñe.
Feliz regreso de vacaciones.